¿Para qué sirve un plan de emergencias o autoprotección?

Si te estás preguntando qué es un plan de emergencias, para qué sirve un plan de autoprotección o en qué consiste; significa que afortunadamente no te ha tocado vivir de cerca ninguna situación de emergencia en la que hay que recurrir a la aplicación de estos documentos para gestionar la situación de forma eficiente. De la correcta aplicación de los planes de emergencia muchas veces depende salvar o no una vida y minimizar los daños materiales ocasionados.

En nuestro país, todas las empresas están obligadas a contar con planes de emergencia o autoprotección. No obstante, todavía es habitual ver en las noticias situaciones en las que se ocasionan incendios, fugas o desprendimientos que provocan pérdidas materiales e incluso humanas. Aunque los planes de autoprotección no son una garantía absoluta de que no se den estas situaciones, son enormemente útiles para tener identificados los principales focos de riesgo y también aquellas actuaciones que deben llevarse a cabo para gestionar las emergencias.

4 - Gep Services
3 - Gep Services

Un plan de emergencias se centra en lo previo a la posible emergencia

En GEP Services contamos con una larga trayectoria elaborando planes de emergencias o planes de autoprotección para empresas e instituciones. El proceso de elaboración de estos documentos se centra en analizar de forma exhaustiva todos aquellos espacios y actuaciones que tienen lugar en el día a día de la empresa o institución para identificar cuáles de ellos podrían ser motivo, causantes o desencadenantes de una situación de emergencia.

Con identificar estos elementos no es suficiente, sino que el plan de emergencias debe proponer actuaciones para minimizar los riesgos existentes. Esto puede consistir en definir salidas de emergencia, concretar la colocación de extintores o sistemas de detección, equipar bocas de incendio o la instalación de extintores automáticos.

¿Y cuándo ocurre, qué?

Los planes de emergencia también contemplan qué hay que hacer cuando sucede una situación que puede considerarse de emergencia. Indican quién debe hacer qué, cómo deben evacuarse las personas que allí se encuentran, con qué equipos de emergencia hay que contactar…

Todo lo que hay que hacer está recogido en los planes de emergencia, pero con esto no basta: hay que saber interpretarlos de forma adecuada. Su interpretación puede resultar mucho más sencilla si se realiza de forma previa un curso de implantación PAU como los que ofrecemos en GEPCO Formación.

Además, todas las empresas están obligadas por ley a realizar un simulacro anual. Este simulacro sirve para ver cómo se reaccionaría en caso de emergencia y, en caso de que se detectase alguna disfunción o error procedimental, pudiera corregirse sin que nadie esté en peligro.

1 - Gep Services
2 - Gep Services

Decálogo de los planes de emergencias o autoprotección

En GEP Services llevamos muchos años trabajando codo con codo con muchas empresas en el ámbito de la prevención y gestión de emergencias. De esta experiencia surge este decálogo en materia de planes de autoprotección:

  • Colabora con las autoridades locales y servicios de emergencia ante cualquier situación que requiera la aplicación del plan.
  • Da a conocer el plan de autoprotección a las personas de tu empresa que deberán actuar en caso de emergencia.
  • Realiza simulacros periódicos para ponerlo a prueba y conseguir que tu equipo se familiarice con aquello que debería hacer en situaciones de emergencia.
  • Actualizarlo de forma periódica es muy importante, sobre todo si tu actividad o tus instalaciones sufren cambios o modificaciones.
  • Apuesta por la formación continua en tu equipo en materia de autoprotección y emergencias.
  • Colabora con las autoridades locales y servicios de emergencia ante cualquier situación que requiera la aplicación del plan.
  • Documenta cualquier cambio, simulacro o incidente para poder mejorar tu plan de emergencia en revisiones posteriores.
  • Promociona la cultura de seguridad entre los miembros de tu equipo. Es esencial que sean conscientes de qué situaciones pueden considerarse de riesgo.
  • Evalúa periódicamente los riesgos intrínsecos de tu empresa y tus instalaciones para adaptar el plan si es necesario.
  • Debes estar al día de las modificaciones legislativas que pueden afectar a tu plan de autoprotección o emergencia y, en caso de que sea necesario, adaptarlo a ellas.
5 - Gep Services

Si todo esto que te hemos explicado te resulta un quebradero de cabeza, puedes dejarlo en nuestras manos. Pondremos toda nuestra experiencia a tu entera disposición.